miércoles, 7 de marzo de 2018

A LA MUJER



A las mujeres que son de chocolate, o las que se hacen día a día de barro quiero decirles algo.

 A las mujeres que son trasparentes como el cristal, o las que se sufren con silencios, a las alborotadoras, a todas ellas, a las abuelas que sonríen y a las que dejaron de hacerlo hace tiempo.

A las mujeres de plata y las que tienen el corazón de hojalata, a sumisas, a las olvidadizas. A las que me han herido o a las que llevan heridas hechas por mi quiero realmente decirlas algo.


A las madres que madrugan con la luna, a las mujeres que son golpeadas, a mi madre. A todas esas mujeres que me han hecho soñar, o las que fueron insignificantes para otros.

A las mujeres que son como sombras y desfilan por lugares inhóspitos, a las bellas platónicas, a las bellas para otros, a las bellas de los cuentos, y a  la más hermosa de tu vida. Quiero decirla.

A las musas, a las que se esconden en maquillajes de calle, a las que cantan al que no ve y le alegran la vida.

A las hijas que nos retan, a las que nos regalan su vida de latidos, fotos y recuerdos. A la señora del piso de arriba, a la enferma que lucha con esperanzas.
A la que ama. A la que desama, a la que sueña aunque sus sueños fueran imposibles. A la que me olvido, a la que no olvido.

A la modelo del pintor, a la que se rompió el tacón en la acera, a la que llega tarde, o la que te espera temprano.

A la que está hecha de esmeraldas,  o la que tiene un corazón de piedra, a la escritora, a la estudiante que es como una montaña con cien ríos, con cien futuros.

A todas ellas, quiero decirles, a todas, feliz día de la mujer.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails