martes, 21 de julio de 2015

RELOJ DE ARENA

Ayer dormí en tu boca. Esta mañana desperté desde tu piel pensando que la mayor parte de la gente vive en silencio, estaré abrumado por los sonidos de esta nueva vida. Tratare de hacer de lo extraordinario una forma de vida y aun así, formare ideas nuevas enredándolas en palabras que llevan una y otra vez a un paso más allá.

Me persigue el infierno con amenazas, dándome a respirar un aire que no es aire, alimentándome con insustanciales esencias que destila el tiempo. Cuando no me encuentra es porque debí guardar el miedo.


Ayer dormí en tu boca. Había tantos segundos perdidos en tu pecho que empecé a contarlos con un reloj de arena para no olvidarlos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails