miércoles, 13 de mayo de 2015

DESPERTAR DE SENTIMIENTOS

Era de un blanco invisible, del blanco de los finales donde no se puede ver más allá, era el blanco de la espuma recién formada. Su piel era blanca como un niño en su primera mentira, con la quietud de una estatua de mármol y la imponente figura de un Pegaso volando frente a él.


Pero la verdad estaba después de la claridad, detrás de unos ojos que habían abandonado las emociones, de las expresiones congeladas por haber dormido al amor durante tanto tiempo.


Entonces fue cuando se movió, todo inició, ya no era una estatua, tenía nombre y todo comenzó a fluir.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails