jueves, 21 de agosto de 2014

LA LIBERTAD PRESTADA



Desde que leí hace ya muchos años a Erich Fromm, quede atado al concepto de hombre libre e individual muy apartado del primitivismo que existe en formar parte de grupos sociales llenos de normas, de ídolos , de patriotismo absurdo, y religiones de diversas similitudes alimentadas de la necesidad de no ser libre, de tener ataduras y creencias espirituales que nos llenan de seguridad.

Pues esa es la cuestión acuciante de los días venideros del hombre libre que parece que nada cree, que decide asumir lo que no entiende y evita ser un animal lleno de ataduras , vínculos o pilares si se quiere.

Caminamos y nos alimentamos de un mundo lleno de perversas doctrinas y remedios caseros que evitan que las mentes mas débiles pueden caer en una libertad inapropiada, inaprovechada, e imposible quizás.

Pero cuantos necesitan en este mundo la seguridad que son incapaces de lograr solos, esas alas magnificas que surgen del intelecto humano. Cuantos si no todos prácticamente precisan de un grupo que le dé un dios, una patria y hasta un equipo de futbol. Cuantos se cubren en la seguridad del ignorante, estultos de la vida y sus posibilidades.

Libre es el que no necesita la seguridad de otros, el que discierne lo real de lo etéreo de una manera clara, que cree en el mismo y sus posibilidades, y no alaba a un cielo lleno de duendes ni asume dentro de sus creencias las de otros sin al menos conocerlas y comprenderlas al máximo.

Yo aporto mi seguridad, mi ente y mi presencia. Lo de otros me vale tan solo como una maleta de viaje para hacer turismo en un mundo decadente, que alumbra al idiota y esconde al sabio. 

Que llora por una moneda de plata y funde su cerebro con inventos y fabulas anónimas de finales siempre idénticos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails