domingo, 31 de agosto de 2014

DADIVAS



Escuchando pasos de nadie, me imagino mi propia soledad de días pasados donde albergaba palabras tan dentro de mí que nunca eran manifestadas.

Aprendí que mi afecto no es de momentos y caricias improvisadas, es de saber que estaré siempre, de  gestos y sonrisas.

Soy tan libre que de mi hago mi prisión, pues hay libertades que son ruletas de vanidades, y la autentica simplemente nadie se la puede permitir.

Echo de menos tus intentos por hacerme mejor aunque siempre lo fui, de las  dádivas acostumbradas para empezar a amar, las que se perdieron y otras que nunca se supieron.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails