jueves, 31 de julio de 2014

PERLA Y MERCURIO



Cada tarde naranja pasea de tu mano en arenas y sombras, por veredas antojadas de destinos intercalados entre tus pensamientos y el verbo afrutado de las caricias de tus palabras. Me dejo llevar de las secuencias de tus pasos, por tu piel de brillos y espacios para mis encuentros, para conocerte e impregnarte de ademanes y propuestas dilectas que perturben cada instante. 

Te acercas metálica y aun en distancias donde el beso yerra por doquier, mientras expandes tus formas de aurora me pierdo en la noche de ayer, como un antepasado olvidado, embobado por ojos de perla y mercurio que dejan mi alma errante en un parnaso de poetas que buscan esencias únicas.

Aun te veo en mi alma, dormida a veces y otras extensa,  disfruto de la sensación que quiere que estés siempre allí, y lo hago como una sola vez, doblegado por tus haberes y al recorrido que olvido cada día al verte.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails