martes, 27 de agosto de 2013

COMPRAR VERDADES



Vengo a buscar una verdad pura-  dijo un hombre al entrar es un establecimiento comercial una tarde de invierno.

-No tenemos, lo cierto es que no es temporada de verdades en general-dijo el empleado
-vaya, esto… eso es un problema, como sigo adelante entonces…
-si usted lo desea tenemos medias verdades aunque están a un precio elevado, también hay una buena oferta de mentirijillas, por una docena de ellas le regalamos una mentira piadosa también.
-esa oferta sí que es buena dijo el hombre, aunque, realmente, buscaba una verdad. ¿Cuál es el precio de las medias verdades?
-un gramo de su corazón
-sí que están caras, y ¿las mentirijillas?
-o apenas lo notara, es menos de medio gramo, y solo tendrá durante un tiempo una pequeña mancha en el alma hasta que se arrepienta.
- creo que no hay muchas opciones, cuando volverá la época de las verdades puras- dijo el cliente-
-pues si quiere que le sea sincero, aun tardara bastante, todo está muy complicado en este mundo.Si quiere le puedo envolver las mentirijillas en papel de regalo y le adjuntamos una tarjeta de la persona destinataria.- esbozo una enorme sonrisa el vendedor.
-pues es todo un detalle pero creo que prefiero esperar a que lleguen verdades
-sabe que si hace eso deberá estar mucho tiempo callado
Aquel hombre se giro y salió del establecimiento y permaneció mucho tiempo enmudecido, pero rodeado de la gente que más ama. Pues es mejor estar callado y esperar el momento que huir de la verdad.

1 comentarios:

Soraya dijo...

Que relato más chulo!! Que original!! Te prometo que lo que te digo son verdades puras (las compré ante ayer que las pille en oferta jejej) Un abrazo.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails