viernes, 5 de julio de 2013

LOS ESCRITORES



Hace algún tiempo me preguntaron cómo debía considerarse uno como escritor, es decir, que le llevaba a escribir porque y para que lo hacía.

Un escritor americano llamado Paul Aster dijo que los escritores somos seres heridos que precisan crear otra realidad, algo con lo que estoy absolutamente de acuerdo, aunque ¿quién no está herido en algún momento en la vida?, la diferencia es que un escritor puede estar herido de manera crónica, de manera estrictamente necesaria, pues poco sentido tiene escribir algo si uno es feliz.

Escribimos por nuestras heridas, desde los látigos que nos fustigan, desde el conocimiento de experimentar la vida intensamente llevando el placer y el dolor a su máximo nivel. Esa capacidad de vivir entre aristas y precipicios define una pasión que suele desbordarse.

Desde luego no creamos otro mundo, más bien vivimos en otro mundo lleno de matices que hacen que nos cueste hasta lo imposible diferenciar la realidad de lo que proviene de la imaginación. Somos esclavos de nuestros pensamientos y nos prostituimos ante todo aquel que nos haga sentir más allá, por amor o por dolor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails