miércoles, 19 de junio de 2013

LAS CUENTAS Y LAS FLORES



Tres flores, dos pasos. Dos pasos, tres flores.
No sale la cuenta.
Cuatro flores, tres pasos.
Tampoco sale la cuenta.
O no se comprar flores o no se caminar.
Cuando uno vende el alma para comprar flores, tiene que saber a quién dárselas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails