miércoles, 17 de abril de 2013

DE NUEVO


Cuando uno se muda a un nuevo lugar es como distanciarse y después encogerse, es dejar de nuevo tus fronteras invisibles y por unos días dejar de comprender la distancia.


Eso es lo que siento en estos días, sabor a tierra entre mis dientes, a otra tierra, la misma lluvia de siempre pero esta vez llenando un río diferente, llegando a  ventanas con cristales diferentes, en parajes que aun mi mente no ha llegado a adueñarse.

Lo mejor de todo de tener un nuevo principio es que nunca lo es realmente, pues nosotros ponemos los límites que queremos. No me cansaría de empezar nunca y eso solo ocurre porque no son principios verdaderos, son finales de etapas que la vida te plantea, en algunas ocasiones más intensos que otras.

Ahora llega una etapa de mi vida plácida, de esas que uno debe disfrutar realmente entre los sobresaltos de la vida, entre los mensajeros pendencieros  de nuevas absurdas  y la buena gente que nos vamos encontrando, es un momento para vivir.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails