jueves, 21 de marzo de 2013

EL SACRIFICIO DE HACER EL BIEN


Hay momentos inusuales en la vida donde se ve claramente como principio filosófico asumible que la bondad es renunciar a uno mismo, es dividirse y entrar en conflicto con la propia existencia, sobre todo teniendo en cuenta que el mundo es un desorden continuo por la vida misma, y que el desorden es maldad.



Si además tenemos en cuenta que el pensamiento es básicamente el pasado , aunque planeemos eventos, y que la mayor parte de la maldad no se planea precisamente pues la vida misma está llena de incongruencias y momentos fatídicos derivados de la propia defensa del cuerpo humano como la ira. Si dejamos de un lado religiones de violencia verbal que pueden avocar al bien o al mal por diferentes hechos, finalmente, no me queda más que la bondad como sacrificio, o tal vez el consuelo de haber sido educado con unos parámetros que me dan satisfacción plena haciendo el bien a pesar de la pérdida de uno mismo.

Cargar con el mal es convivir con la culpa, con el miedo, el odio, la envidia, todo ello me llevará finalmente a la violencia, y el modo más efectivo de eliminar esta violencia es de una vez, no existe modo alguno de hacerlo gradualmente.

Pero hay algo más importante a pesar de mis devaneos entre el bien y el mal, y es concentrar mis pensamientos en una resistencia grandiosa hacia lo que no quiero, el poder hacer esto se llama deseo, algo explícitamente necesario para sobrevivir en nuestra sociedad, pues quien esté carente de deseos lo estará de futuro, se llenará de mal y se perderá.

2 comentarios:

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

Impresionante reflexión, muy necesaria en los tiempos que corren donde parece que reina el egoísmo por todos lados. Estoy de acuerdo con lo que dices, me parece, realmente genial el fragmento "concentrar mis pensamientos en una resistencia grandiosa hacia lo que no quiero, el poder hacer esto se llama deseo" Al trasluz de tus palabras se aprecia la fuerza de tu buena voluntad y la defensa de la libertad individual.

Saludos
Teresa

Jose Francisco Delgado Abad dijo...

Muchas gracias Teresa, se qve que tu eres tambien alguien de buenos deseos.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails