miércoles, 14 de noviembre de 2012

CONTIGO


Me asomé tres veces a verte y en cada una de las ocasiones tu sonrisa era distinta, y entonces con cual quedarme, de cual  prenderme,

con cual hacerme un collar con las cuentas del destino. Cada día entre palabras y bocas alimentadas descubro colores nuevos en tu figura, entre lo que me dices y lo que te digo te conozco despacio hacia una inexorable forma de aprender a verte.

Me escondo y me asomo, y juego al escondite con lo que soy, juego para que me veas a veces y no sepas tanto de mí, juego para que aprendas de mí al mismo ritmo que desaparecemos de este mundo, para que no haya ni principios ni finales. Para que solamente podamos ver en la amarilla tarde de soles rotos en el cielo, que aún seguimos queriendo amar y amando a la vez.

Hay un espacio entre tus pensamientos y los míos para el silencio, para la pregunta que sola se contesta o que lo hace con un gesto de los de siempre, de los que me encantan y hacen que me acerque a tus fronteras invisibles para sentir lo que dices.

Ya no es necesario que me asome mas para verte, ya te vi sin mirar, y mañana de nuevo te volveré a buscar con anhelos llenos de esperanzas que se cumplen a cada paso.

Solamente conocerte es estar a tu lado, mudos, ciegos, como dos piedras aunque fuere, pero contigo.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

bellìsimo!!!!!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails