sábado, 29 de septiembre de 2012

PERSIGUIENDO AL PRESENTE


Antes de terminar de disfrutar el presente, ya me encuentro en el futuro y lo llaman presente.

La vida te llena, te retuerce y hace que te sobren pesares y sentires por todos lados, rebosando continuamente como un vaso en el chorro de agua continua de un grifo abierto.



No se sabe bien de la vida y de cómo interpretarla hasta vivir varias veces y hacerse un refugio en la madurez, y se vive varias veces según uno tiene la capacidad de experimentar diferentes situaciones, momentos y dificultades.

El sabio es el que no aparece nunca, es el anónimo que aparenta solo observar, mientras que le necio es tan participativo como errático.

Una vez leí a Epicuro en un texto que decía que no debíamos aparentar estar sanos, sino simplemente estarlo. De la misma manera el hombre contraría esto una y otra vez conviviendo en un mundo donde todo el mundo aparenta diferentes cosas, ser feliz, poseer, ser amado, etc.

El tiempo me da la vida, porque ha estado plagada de buenos momentos, el tiempo me ha dado la serena felicidad de no sufrir durante muchos días, por ello he de estar tan agradecido como viejo sea.

El presente corre tanto como un niño, peor cuando llegamos a alcanzarlo, ya somos viejos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails