lunes, 3 de septiembre de 2012

AMARTE


Nunca supe mucho de la vida a pesar de las veteranas líneas de mi frente, muchas cosas llegaron a mí cuando apenas abría los brazos, otras tuve que ir a buscarlas y me hice un experto de lograr siempre las mismas cosas, de los éxitos etéreos que  tiñen de color los días monótonos que pasan.



Pero lo mejor fue amarte.

Amarte inmerso  en tus abrazos , desde la primera palabra hasta el último de los besos mas locuaces.

Amarte perdido entre tus dedos, entre tus mares de cabellos negros ,  con océanos que nacen y mueren cada segundo.

Amarte y encontrarte, una y otra vez, como el que crea cada día.

Amarte descubierto, con la sorpresa del que nunca ha creído olvidar nada.

Amarte llena, plena de la luz de mis caricias.

Amarte tan lejos que al recordarte los pensamientos se duermen, amarte tan cerca siendo parte de tu corazón en cada latido.

Amarte tantas veces como las que respiro, y solo amarte a ti.

Amarte como si fueras mis alas.

Amarte con la esencia de lo eterno, con la muerte del olvido, con el pecado del fanático.

Amarte hoy, y mañana, y tantos días como vidas.

Te amo, y apenas he comenzado a compartir mi lado con el tuyo, amarte bendecido por el hecho de ser el dueño de tu amor.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Comentar... un escrito... que llego al corazón... fue completamente innecesario, hoy es irrisoria la vida de los amores, como nacen y mueren con cada segundo, como se rompen, algunos hacen un estruendo tan grande como una explosión de cristales que hieren a su paso... otros simplemente se acaban... Aprendí que nada es eterno y que el amor en su momento se exagera.

Jose Francisco Delgado Abad dijo...

Gracias por el comentario. Aunque el amor no se exagera, simplemente es asi, algo que debe ser alimentado y acompañado. Si no termina muriendo, o escondiendose de la luz en lugares de olvido.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails