martes, 29 de mayo de 2012

AYER DERROTE A UN GIGANTE


Ayer derroté un gigante  al que temía desde hace tiempo, y fue solo con mis manos desnudas.

He consumido escenas de mi vida mientras los recuerdos me golpean, he dormido en cruces de caminos donde el destino no era nadie, he sido el que contempla mientras las heridas no eran mías.
Pero ayer, me llené de  toda mi  vida venidera por un instante y maté un gigante.




Y donde se junta el alba se ve una sonrisa perseguida por las aves viajeras, mientras respiro el  frío y la escarcha cubre mis zapatos, mientras duermo de nuevo mi corazón de instantes valientes.
Tanto recorrido con lastres que quebraban mis rodillas, con oraciones  a ninguno llenando de lamentos mis labios, y después de todo siempre fui el dueño de la victoria, lo que me mantuvo retraído ya solo es una parte de mi desechada, un quiste extirpado que me tuvo acostumbrado.

Ayer derroté un gigante, y después fui a mi casa a hacer lo que siempre hice, pero con el alma brillante y un nuevo libro que escribir.

2 comentarios:

danilita21 dijo...

Que encantador es ver como una desición logra derrotar a la cruel monotonia dentro de su lecho... y ponernos una sonrisa en el rostro

Soraya dijo...

Felicidades por derrotar a ese gigante y por este bello relato que salió de ello!! Abrazos!!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails