martes, 10 de abril de 2012

PLATON Y EL AMOR

Hay una parte de la vida que leemos libros para aprender, y hay otra parte en la que creemos que es para divertirnos, como si a pesar de haber aprendido a dar los primeros pasos a uno le divirtiera caminar tan solo, sin mirar el paisaje y sumirse en los aprendizajes de todo aquello que nos rodea.




Todo lo aprendido nos genera ideas, aquellas que según Platón forman la realidad, pues no es lo que vemos, si no la idea de lo que vemos la realidad. No estoy viendo un mono colgado de una rama, sin no mas bien la idea que tengo yo de un mono, no estoy viendo a quien amo, si no la idea que tengo de quien amo. Y por esa razón cada uno que ame lo hará de manera diferente incluso a la misma persona, y si se relatara este amor podría tener puntos de confluencia pero sería drásticamente diferente.

La palabra idea significa “yo vi” en griego. Algo que aparece y nos ilumina dentro de nuestro propio cerebro.

Por lo tanto uno realmente ve lo quiere ver y cuando se ve abrumado por una idea que le parece hermosa, se enamora, por ende el desamor es la ruptura de esta idea, simplemente lo que se tarde en destruir esta idea es lo que se tarda en dejar de sufrir de amor.

Te amo, uno dice, te amo tanto que daría mi vida por ti. Lo que quiere decir es que la idea a la que ama es la mas maravillosa que existe y estaría dispuesto a dejar de ser solo por perpetuarla de alguna manera, algo absurdo, pues la idea de ese amor está en nosotros y si desaparecemos también lo hace ella.

En cualquier caso amemos, tengamos fantásticas y bellas ideas de la vida, porque si es con todas ellas juntas con las que podemos ser felices. Y cuando el amor aparezca en nuestra vida solamente sentémonos a disfrutar de esos momentos tan especiales, hagamos planes si es posible con ideas mas grandes y sigamos recorriendo la vida aprendiendo.

3 comentarios:

Soraya dijo...

Buenas reflexiones filosóficas sobre el amor. Me encantó!! Abrazos!!

claudia patricia dijo...

"no estoy viendo a quien amo, sino la idea que tengo de quien amo"... una bella y practica reflexión, para quienes nos encanta idealizar el mundo.

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

Amo la ciega idea que tengo de quien amo, pues amo a pesar de los pocos fundamentos que conforman la idea amada.

Como dices en el último párrafo, amemos, pues amando ideamos y enriquecemos la realidad que nos rodea. E incluso, estoy segura que creamos nuevas realidades que enriquecerán a quienes las compartan con nosotros.

Genial tu blog.
Saludos.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails