martes, 6 de marzo de 2012

LA MANO AL FINAL DE LA MIA

Voy perdiendo espacio en mi piel mientras te vas adentrando, por mi cuerpo hecho de labios propasados, de amor cándido y vital.


Eres el pensamiento que está detrás de todos los demás, la mano al final de la mía que acompaña y que guía, eres el cielo entero en una sola sensación.


Eres el ayer encantado de recuerdos como efluvios de primeros amores, el presente adormecido y exaltado a la vez que me hace percibir sentimientos nuevos, eres el futuro de apenas la palabra siguiente, sin predicciones y acogido con el deseo de la compañía que a uno lo alimenta con pasiones y cercanías tan intensas que no permiten otra cosa que no lleve a amar.

Eres el agua fría detrás de mi cabeza, ardiente en mi pecho y tibia en mis caderas, eres el torrente en mi garganta, el mar en mis manos, el lago en mi boca.

Eres el pulso de mi mirada anclada en tu rostro mientras hilo tus cabellos, eres la flor que nunca muere.

Eres la orilla del olvido para no tener que ir nunca más allá, eres cada uno de mis días entre esperas y consumaciones por verte y tenerte, eres todo para mí.

Voy pagando cada segundo a tu lado con el precio del amante, y voy dejando que me llene tanto como para sentirme eterno en ese espacio de tu cuerpo en el que me cobijo y me olvido de todo lo demás.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails