jueves, 16 de febrero de 2012

ROMANTICO

El velo de las cortinas ondeaba como el mar en una noche serena, repartiendo transparencias para llevar la mirada más allá, invitando a salir al balcón y señalar la luna, la luz era como el caramelo, tenue y dulce, la música parecía compuesta para nuestros movimientos, para las manos latentes llenas de gestos y palmas blancas, un violín elevaba una rapsodia atrapada en sus cuerdas, y sobre nosotros una lámpara llorona con multitud de cristales estallaba en brillos y contrastes. En el centro de todo estabas tú llenándolo todo de sensaciones y de aromas, de sonrisas y miradas elegantes e indiscretas.



Un amor entregado y cobijado en un vestido hecho de sueños que redondea tu piel, que te hace aún más hermosa para los ojos, el vino en tus labios con la sabiduría de la uva acompañada del roble, con el beso deseado en la distancia corta. El aroma de tu piel en tu piel, con la armonía de un perfume afortunado que desciende por tu cuello a los senderos más secretos de tu cuerpo.

No hay nada que no se lleve tu sonrisa sucediendo a las palabras, no hay latido que no hable.

Un regalo, después otro, y después más, unos de aire, otros de piel, otros con un lazo dorado, unos se enredan en tu cabello y otros en el alma.

Las copas repletas hablan, después enmudecen al ser bebidas, y lo hacen al mismo tiempo. Después hablamos del amor, de los días sin el otro, de los venideros, de mañana, de después, de ahora que estamos tan cerca respirando el aire que del otro emana con besos donde los ojos se cierran para sentir tanto que no se quieran mas abrir.

Tan romántico, tan especial, único a pesar de cada vez.

Aprender a amar simplemente es estar contigo.

4 comentarios:

Juan Risueño dijo...

Parece mentira que el amor necesite una, u otra, y otra, y mil veces, demostrarse para que no derive en rutina. Como tú bien dices: tan único a pesar de cada vez.

Un abrazo Jose Fco.

Jess dijo...

Me pareció estar allí mismo, sintiendo lo relatado como si fuera propio.
Las primeras descripciones creo que son las mejores. Y la frase final, totalmente cierta, me inspira ternura y ganas de amar... "Aprender a amar simplemente es estar contigo." Ahí están las mil palabras de amor que uno pueda dedicar, resumidas.

Te leo.

Soraya dijo...

Leerte no es solo imaginar lo que está ocurriendo, es mucho más, es llegar a sentir lo que está ocurriendo. Enhorabuena!!

Anónimo dijo...

leerte, es sentir, olfatear, percibir, estar y vivir en las emociones, envueltos en un mundo donde su única filosofía es sentir a flor de piel.

el saludo mas especial desde Pereira...

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails