martes, 7 de febrero de 2012

EL PRIMERO DE TODOS

Recuerdo un poema de amor, el primero de todos, con la inexperiencia en unos sentimientos que no eran tan infantiles y donde el miedo a no tener algo era imposible. Después venían los paseos con el ancla de mi barco en tu mano, con tu falda de gasa blanca que parecía una flor abriéndose, mientras tus pequeños tobillos daban pasos rápidos con la huída en tu corazón y el cielo revolviéndose en azules, despejando rayos de sol al fondo de tu cara.



No es melancolía la que maúlla el gato esta noche sola, es solo la energía fluyendo de recuerdos que hacía tiempo no eran pensados, los días con el agua en la tierra como venas de barro para el juego de niños, con una imaginación más grande que el propio mundo, las manos enterradas buscando en el lodo tesoros que no valen nada.

Aprendía a sujetar la bicicleta y llegar a montarla días después, fue el día que más crecí, me sentía en la cima de una montaña con la que podía viajar, apenas notaba el esfuerzo de los impulsos , del pedaleo incesante, apenas notaba el hambre en mi estómago lleno de otras sensaciones.

Las tardes que llenaban de velos anaranjados el mar de hierba que me rodeaba, tardes de cabello mojado, de mariposas cercanas como pinceles en lienzos de cristal, de mi madre con su niño perdido, de esconderme en lo profundo de una cueva fría, de rodillas magulladas en aventuras que no tenían final.

Y el poema de amor que recuerdo hablaba de de la niñez, de nuevo de tu vestido de gasa blanca, de tus manos diminutas que apenas escondían una moneda, del final de las semanas cuando dejaba de verte, de cuando decidía volver a encontrarte.

Y con el tiempo, después de tanto, aún puedo volver a escribir ese poema de amor primero, de ver tu mirada en otros ojos, de volver a tener el cuerpo herido por estar en tu compañía, de volver a ser un gigante que de un solo paso cruza un mar lleno de nombres para llegar solamente a dónde estás tú.

3 comentarios:

Respirando entre palabras. dijo...

Cuanto hace que no leía algo que llegara tan profundo.
Preciosas tus letras, especial tu forma de sentir.
Saludos dentro de mis felicitaciones por este lugar.

Jess dijo...

Regresé al mundo de los blogs y debo confesar que éste es el primero que visito. Antes que nada, me alegra que sigas escribiendo.
Tus escritos tienen siempre un deje melancólico que me gusta. Me agradan que estén llenos de sentimientos, se nota sinceridad en cada palabra.
Este texto en particular me llegó, de verdad me ha gustado. Aunque debo decirte que, creo yo, que se podría ajustar un poco el tema de la puntuación. Y no digo volverse maniático de las comas, sino que en varias oraciones me quedaba sin aire y algunas frases perdían un poco el mensaje por ser largas. Esa es la sensación que me dio a mí. Quizás esté equivocada, aún así creo que es mejor decirte mi opinión.

Nos seguimos leyendo. ¡Saludos!

Jose Francisco Delgado Abad dijo...

Muchas gracias por los comentarios, y desdeluego por tu opinión Jess, lo tendré en cuenta ya que posiblemente no te falte razón. Bienvenida de nuevo al mundo del blog espero que te encuentres a gusto.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails