martes, 17 de enero de 2012

LAS CARICIAS DE TU ABRIGO

Me cobije casi dormido entre besos y caricias en un rincón de tu piel, envolviéndome de ti, retenido por los aromas de cada uno de tus movimientos, iba respirando desde tus labios, por tu sabor enmudecido de palabras.



Hace mucho tiempo que estaba desnudo y no lo sabía, a pesar los abrigos y del frío de amaneceres en los que uno no necesita ir a ningún lado, solo quiero dormir en un letargo de murmullos que respiran en la orilla de tu pecho, de cubrirte desde dentro para llenarte de sensaciones que perduren en tu vientre como un eco de placeres.


Mecido en ti como una barca que descansa en el lago del amor complaciente, como un ave planeando en los adentros de tus pensamientos para nombrarte en momentos perdidos en el tiempo, para tenerte y perderte a cada instante.

Cada uno de mis dedos es un puente hacia ti, hacia tus formas, es un rayo de calor que te traspasa y te vuelve contorsionista de lamentos y promesas.

Y al final como cubrir mi cuerpo con algo que no seas tú, si ya no se volver a desnudarme si no es tan solo dejando tu abrazo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

que bonito escribes dios bendiga tu don créeme sin rencores

Soraya dijo...

Impresionante!! sin palabras... sobretodo me ha gustado poder leerte con buena música. Enhorabuena por tu blog, prometo seguirte... Abrazos!!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails