viernes, 25 de noviembre de 2011

LOS MOMENTOS DEL DÍA


Hay un momento en el día que recojo mis palabras y las guardo como si fuera un equipaje silencioso, para no viajar, para perderme dentro del mar que llevo dentro como un náufrago que nunca tuvo la oportunidad de navegar a mar abierto.

Hay otro momento en que tu piel llega a mi mejilla, cálida, y despacio me rodea y me tiene, con un beso de labios llenos de latidos, con el aroma respirado de tu cercanía maravillosa,

con el agua de tu cuerpo rebosando en el mío.

En otro momento del día paso páginas en blanco, y aunque no aprenda nada me lleno de ilusiones, de comienzos inesperados, de despertares a una vida que no para de sorprenderme.

Un momento más a veces tengo para descubrir nuevos paisajes, nuevas sonrisas, gestos que dibujan pasiones, el arte del que no expone, la desnudez del sabio, las primeras estrofas de una canción que alguien terminará.

Hay momentos que soy mi sombra, y otros que soy la tuya, y los hay que somos uno y no hay ninguna luz a nuestro alrededor.

Hay momentos del día sin esquinas, con el largo horizonte enrollado en mi cintura y caminando con pasos de gigante.

Hay un momento para el preludio del letargo donde estoy despierto para soñar, cuando hago señales desde mi ventana como un farero que nunca duerme para que no te pierdas y siempre llegues.

Hay días que son inmensos y hacen crecer este cuerpo lleno de semillas, hay días que nunca esperas, otros que no llegan, los hay para perdonar, para amar, para llorar y para gozar, hay días que mueren, y días que te adoran. Pero sobre todo, hay días llenos de momentos para no ser nunca olvidados.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

cada palabra te hace soñar que bonito por mas que dejemos nuestro pasado el nos sige como pasos de gigantes pero
pra mas que pase el tiempo no hay que dejar de soñar

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

Una maravillosa colección de momentos imposibles de olvidar en complicidad amorosa.

Besos
Teresa

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails