miércoles, 19 de octubre de 2011

¿QUE LE PIDES A UNA MUJER?

En uno de mis paseos intimistas por uno de esos jardines escondidos y casi secretos que a veces encontramos de manera improvisada en una ciudad desconocida, me vi sorprendido al hallar en él una estatua de una figura femenina cuyo porte y sensualidad me sedujo, y fue ahí cuando me pregunté algo mientras la contemplaba, mientras me dejaba llevar imaginándola animada y cálida.


¿Qué le pides a una mujer? Para que sea tu adorada, tu parte ajena, tu encuentro a la plenitud, lo que te conforma y va recortando los perfiles de tu esencia, ¿Qué le pides?, y después de un tiempo mudo en el que perdí mi mirada en la piedra fría de aquella estatua empecé a divagar.

Le pides cada una de las noches, regalada entre aromas de sabia mezcla que te envuelven de ternuras infinitas, le pides después cada uno de los días para llenarlos de momentos llenos de sonrisas.

Le pides que sea el sendero por el que narrar tus aventuras, le pides la hermosura de los gestos, la espontaneidad de una palabra nacida en el alma, la escucha apasionada.

Le pides la memoria de los instantes vividos para ser revividos con las formas de los días que van llegando, le pides respuestas a cada uno de mis interrogantes en forma de caricias.

Le pides sus sueños para despertar juntos, le pides que siempre esté a la vuelta de la esquina, que sea la segunda lágrima de tu pena descubierta.

Le pides las arrugas del final de la vida para ser el último suspiro entre sus besos, le pides que te oculte lo que no te gusta de ti.

Le pides su tiempo para ser el dueño de todos los momentos compartidos, que sea portadora de todo aquello que simplemente me hace ser feliz.

Casi fue una canción en mi mente y cuando iba dejando aquel jardín me di cuenta de una cosa, que todo aquello que soñaba pedir era realmente lo que estaba dispuesto a dar, pues es fácil entender que si te amo solo necesitaré de ti aquello que tú quieras darme.

6 comentarios:

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

El amor es una entrega constante, no hace falta pedir, solo dar.

Abrazos José Fco. !!!

Pat.mm dijo...

Me quedo con ésto:"le pides que te oculte lo que no te gusta de ti." Todos queremos vernos mejores en los ojos de los demás.
Un abrazo,

ENCANTO dijo...

Amar es darse, por cierto, y las mujeres damos todo en esa entrega. Me encanta este espacio, gracias José por la luz de tu corazón.
Cariños, María del Carmen Menéndez García

M.Flores dijo...

Después de leer este texto tan hermoso y edificante, sinceramente creo que voy a pedirle lo mismo a los hombres, no pienso conformarme con menos. Puestos a pedir, a mí que me quieran con todas esas cosas añadidas.
Saludos. Es un gusto quedarme en tu blog.

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

Hermosas palabras que definen, con claridad infinita, el Amor.-

Saludos
Teresa

lenita dijo...

que hermoso y cierto.Casi siempre pasa pedimos lo que podemos ofrecer sólo que no siempre es así..Me quedó anclada en este relato...

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails