viernes, 16 de septiembre de 2011

EN LAS PUERTAS DE TU MUNDO

Te he visto imaginada y arropada de los múltiples pliegues de los sueños en mis noches pasadas, con la puntualidad de una estrella cada día, hermosa y con la distancia justa para no tocarte aún. Te veo, arrojando miradas imposibles como si fueran parte de un sedal de una pequeña caña de pescar llegando a un mar abierto, con la esperanza de poder cambiar cada instante de un presente que frenético corre a tus brazos para abordar los días en los que aprendamos el uno del otro.

Cada vez que cierro los ojos regreso al lugar donde nos escondemos y cuando los abro de nuevo solo me llega del pasado un puntito de ilusión para alimentar la esperanza de saberte mía.

Tengo la nostalgia merecida del que no olvida ni un solo beso, aunque nunca hubieran sido, pues hasta con el aire que respiro me voy llenando de ti.

Para todos los amantes hay un momento en el que llegan a un umbral de locura, a una marca lejana que te dice que si no vuelves dormirás enredado en historias de pasiones y pesadillas que atormentan más allá de la carne. Voy acercándome a ese margen y por cada paso una decisión imprecisa me acelera o me frena, me revuelve los sentimientos y deja en mis brazos un bebe dormido y un futuro lleno de vida.

Nada confunde, los momentos en los que uno duda van disipándose y se convierten en el escultor de un ídolo para adorarlo en los momentos en los que uno desparece con la soledad.

1 comentarios:

gaia56 dijo...

Ese mundo parece un buen refugio donde acunarse y quedarse.
Un beso.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails