lunes, 27 de junio de 2011

El Laberinto de Amar

En los laberintos del amor, tan llenos de sensaciones inmensas como de desconciertos por el maltrato que supone el desencuentro del que ama mucho y el que ama mas, en ese laberinto me veo arrinconado y aunque no perdido, si con la desesperación de haber seguido toda mi vida por una línea recta.


Para que errar en besos certeros que buscan un amor continuado a pesar de los equipajes tan pesados, para que cerrar puertas donde aún pasa el aire por rendijas amplias y nos cuenta lo que hay al otro lado.

Hay días que entierro palabras y me dejo llevar por un duelo que me mantiene con el semblante triste por aquello que ya no podré decir, o quizás por lo que te dije y no volveré a repetir tan cerca de ti como lo es el recorrido de un beso.

Hay un recuerdo insistente que me lleva al momento en el que no sigo a tu lado, en el que tú avanzas y yo me detengo helado, en el que tú sigues buscándome y yo paso mis días mirando mas allá sentado frente a una ventana que nunca abro.

Sigo perdido en ese laberinto, pero sigo lento, acariciando sus esquinas, como si no me interesase su salida, simplemente ir avanzando y de vez en cuando recogerme en una esquina oscura y dormir con el abrigo que me da el saber qué piensas en mí.

3 comentarios:

danilita21 dijo...

Dulces instantes en que las hojas del laberinto arropan los reconditos lugares del alma y se aferran a permanecer allí, soñando con los ojos del ilustrador de cuentos...

Un abrazo.

J. Teodoro P. G. dijo...

Bonito poema y bonita ilustración
Saludos cordiales

Anónimo dijo...

Genial Muy Bello!!!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails