miércoles, 5 de enero de 2011

Cada parte de mí


Un día cuando no estaba en casa se rompió un espejo y al llegar  lo enontré viéndome en el reflejado por partes, como en un puzzle imposible de resolver, me vi dividido de una forma tan especial que empecé a retirar algunas partes que no me gustaban y finalmente solo me quedé con una, allí en el suelo solo quedaba un pedazo de ese espejo roto.

Cada vez que vuelvo a mirar ese cristal roto veo una parte diferente de mí, en ocasiones me asombro y en otras me da miedo, el miedo que da verte tan desconocido.

Cada parte de mí que descubro me hace conocerme tanto como para poder hallar en ti después las preguntas adecuadas, y con las respuestas envueltas en besos te regalo lo mejor de mí que voy encontrando.

Siento que soy el que siempre debí ser y el espejo roto lo tengo guardado para ir encontrándome, para entender mas de ti y ser yo el pedacito que refleje tus momentos y tu forma de ser.

1 comentarios:

danilita21 dijo...

Hay que buscar la brújula para hallarse de vez en cuando, sobre todo en esas noches de tormenta donde se pierde la esperanza.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails