jueves, 4 de noviembre de 2010

Cuento de Halloween: El Creador de Sombras 1

Fue un joven diferente a los demás y como muchos otros inadaptados quiso crear un mundo especial para el, un mundo hecho de vida inicialmente creada con sus propias manos.



Tenía la pasión escénica de un creador y el talento de un protagonista para la mismísima comedia del arte italiana, donde los actores improvisaban sus textos. Había consumido su vida en la oscuridad de sus habitaciones creando sombras chinescas, las cuales eran famosas en todo el país por el modo tan inteligente de como estaban representadas, sombras hechas por los gestos de sus manos tras un foco de luz en una estancia oscura.

Durante todo el día se ocultaba de los demás jugando con sus personajes, dándoles una vida que el mismo se negaba, uno de ellos era una bella mujer en busca de respuestas y amor, un personaje recreado por el continuo movimiento de sus manos junto a un pañuelo perfumado. Un personaje del que el estaba profundamente enamorado y cuya obsesión le llevaba a imaginarla fuera de allí, a plena luz, caminando juntos y recorriendo cada rincón de la hermosa ciudad donde residía.

Se acercaba el mes de Noviembre, y con el la festividad de todos los santos, o como otros la conocen la fiesta de “All hallows eve” también conocida popularmente como Halloween. Proliferaban en esos días las apariciones de descendientes de druidas seguidores de Samán, dios de los muertos celta por el cuál en esa noche se asesinaba a niños y adolescentes para convertirlos en espíritus malignos. En cualquier caso para muchos otros era simplemente la llegada del melancólico otoño.

Así fue como el titiritero una fría mañana y de una manera aparentemente casual conoció un hombre anciano que decía ser uno de esos druidas, inicialmente lo tomó como un simple vendedor de pócimas milagrosas, pero según fueron entrando en conversaciones paganas e irracionales descubrieron algunos puntos que les unía a ambos.

Un día el supuesto druida fue invitado como único espectador a una representación de las sombras chinescas, quedando impactado pudo notar que aquel hombre que giraba y sacudía sus muñecas tras la luz lo hacía con pasión, con amor. Y que de aquellos personajes tan diferentes, había uno por el que especialmente parecía tener un sentimiento real. Hablaron largamente sobre ello, y al final del día aquel hechicero le hizo una pregunta ¿y si hubiera una manera en la que ella pudiera cobrar vida?, la respuesta del artista estuvo llena de incredulidad, pero aceptó la celebración de un rito para ello al día siguiente. Un rito en el que se honraría a Samán.

Se preparó el lugar repleto de velas y símbolos celtas de adoradores a un culto con  gran variedad de dioses, pero ninguno piadoso. Olor a incienso viejo y a brebajes de mezclas absurdas. El rito comenzó y se olleron músicas de pobres melodías, aquello duró horas mientras mantenía sus manos al calor de la luz recreando la figura de ella, parecía esperar su nueva vida.

Al llegar la noche un grito desgarró el silencio de los que duermen, algo había ocurrido entre el bien y el mal, entre la vida y la muerte. Ella vivía.

El viejo druida agotado y con los ojos abiertos como los de un loco le dijo al creador de sombras que existían unas condiciones para que ella viviese, un precio. Durante el día sería su bella dama acompañante, le haría feliz en su vida como la perfecta esposa, pero a ciertas horas de la noche desaparecería para honrar al dios que le había dado la vida, solamente sería unas horas cada día para poder tenerla a ella eternamente.


video

3 comentarios:

silvia dijo...

Una historia interesante el amor siempre nos lleva a esas cosas, y si uno esta demente mas alla.

madison dijo...

Saltarse las reglas, cruzar el límite.
Todo vale si es por amor aunque sea difícil.
Desde niña que me gustan las sombras chinescas, recuerdo que me quedaba embobada mirando la magia de las manos.

Liliana G. dijo...

Comencé la historia para poder leer el final, y me parece tan mágica y tan fantástica que me quedé con la urgencia de seguirla. Afortunadamente, me voy hacia la segunda parte.

Muy bueno, José Francisco.

El video es fantástico.
Besos.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails