miércoles, 20 de octubre de 2010

Un Paseo en Globo IV

La historia del paseo en globo continúa y decidisteis como debía de continuar votando para ello, ¿como podrá acabar? Decídelo tú, de nuevo puedes elegir como continuará en la columna de la derecha.


Apenas los recorridos diarios que hacía por la isla dejaban abiertos caminos para volver a andarlos y aprenderlos, aquel sitio era un lugar de una soledad inmensa. Pero todo eso cambió con la llegada del niño de ambos, pues no solo parecía que con tres meses tenía siete, y que con diez meses aparentaba tener dos años, también ocurría que no parecían haber tenido un solo niño, sino dos o tal vez tres.

Cristina no estaba desolada, ni angustiada, solo nerviosa por todo lo que estaba ocurriendo, pero Andrés si lo estaba en ocasiones contemplaba a su hijo como si fuera lo más hermoso del mundo y otras veces le daba miedo.

Decidieron ponerle el nombre de Ulises, quizá porque creían encontrarse en una isla idílica y ansiada como la de Ítaca, pero no sabían bien como aquella isla dejaría de ser algo tan soñado para poder convertirse en el vecindario del propio infierno.

Las noches eran mas largas y el calor en ocasiones no era un buen acompañante para el sueño, una noche Cristina se despertó súbitamente y descubrió que Ulises no se encontraba en la cabaña, con solo año y medio se había desarrollado bastante pero no podía andar solo por la isla, la cual no estaba exenta de peligros, salió rápidamente a buscarlo pensando que estaría cerca, y por eso mismo no despertó a Andrés, poco a poco se fue internando en la isla tratando de recorrer torpemente los caminos conocidos.

Descalza fue sufriendo en su piel los desgarros de la maleza, la desesperación la empezó a dominar como solo puede hacerlo con una madre que cree haber perdido a su pequeño.

Dos horas mas tarde o una eternidad para Cristina, escuchó cerca murmullos, palabras mal articuladas que leves se pronunciaban bajo una luna repleta de luz, venían del estanque donde su hijo había sido concebido, se acercó despacio, temblorosa mientras se apoyaba con dificultad en las llagas de sus pies, se escuchaba algo cada vez mas cerca pero no podía ver nada, despacio, hasta que finalmente a solo un metro de distancia vio a Ulises, arrodillado en la orilla del estanque contemplaba su reflejo y murmuraba palabras que nos e alcanzaban a entender, no se percató de la presencia de Cristina mientras terminaba de acercarse levantando la mano hacia el, le rozó el hombro de una manera leve, casi como el aire, entonces el niño cayó dormido , mientras sonó un golpe al otro lado del estanque y unas ramas se quebraron.


Vota y elige como continuará.

1 comentarios:

silvia dijo...

mmm veo que la historia se complica, giros inesperados, voy a elegir terror a ver.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails