sábado, 8 de mayo de 2010

La verdad y la mentira


La verdad es como la tranquilidad de un desierto de nieve sin aires que se muevan por el, es la paz de una consciencia libre, es el mismo sol dentro de uno. Sin amaños y sin una fe que trate de lanzarte a un mundo de cartón donde solo es verdad lo que uno quiere creer.

La mentira es una batalla a la realidad donde uno no esta conforme, es ser dos, es tener que volver atrás en algún momento. La mentira es la máscara que nos da la sonrisa falsa, la dibujada, es ser otro para no ser nada.

La verdad es mi desnudez para mirarte a los ojos, es la gloria de mis ideas enmarcada por la paciencia de otros, es lo que me llena por dentro para rebosar de orgullo de ser yo mismo, es la consecuencia de lo que hago cada día.

La mentira es el escondite del cobarde, es el engaño para buscar ser mejor mientras uno se cubre de la podredumbre de un mundo peor, es el sueño del que vive de las pesadillas de la gente, es la palabra envenenada que adormece los valores humanos.

La verdad es una llave que abre las puertas que nos hace conocernos mejor y superarnos más halla de los arrebatos de la imperfección. La mentira es una llave que abre cofres de tesoros que se desvanecen días después.

A veces me he sentido en una lluvia de mentiras, y cada gota era una mentira que se estrellaba en mi rostro. Después de las mentiras desatadas uno se alivia con el principio de la verdad.

Alguna vez mentí y llené mi garganta de espinas, hasta el sabor de la comida era otro en mi lengua adormecida.

Hoy me asiento en los pilares de mi esencia, envuelto por la calma de lo que soy muchos más lejos de los simples sonidos de mi nombre.

No hay envoltorios de colores en lo que doy a los demás, no soy canon de ninguna de las perfecciones mundanas y mi molde hasta puede que sea vulgar. Pero lo que quiero ser es lo que soy y no hay otra forma de verme.

Cuando me veas solo me verás a mí.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails