martes, 16 de febrero de 2010

De Juana, taxista al infierno


Hay personas que no tienen derecho al olvido, sobre todo después de haber matado a tantos de una manera tan cruel y hasta el día de hoy no solo no haberse arrepentido mínimamente, sino que además de una manera chulesca se muestra orgulloso por lo que hizo.

Pues sí el asesino De Juana Chaos quiere ahora ser taxista en Irlanda, imagina que vas de viaje y te subes en un taxi y te encuentras a semejante monstruo al volante preguntándote con su cara de cartón a donde quieres ir. Parece que ha tratado de trabajar en la West Belfast Taxi Association una empresa donde se esconden trabajando al parecer cerca de 15 ex terroristas. Gracias al cielo que un juez no le dejará desempeñar este trabajo debido a que ocultó adrede su pasado sangriento.

Los españoles aún esperamos la decisión de la Justicia norirlandesa para su extradición por enaltecimiento del terrorismo, mientras aparentemente trata de reconducir su vida en el Ulster, lugar donde se encuentra desde el año 2008.

Este sujeto es uno de los peores asesinos que ha tenido que vivir España que además presumía de una brutalidad elocuente a la hora de cometer sus crímenes, mató a 25 personas y fue condenado 3000 años de prisión de los que solo cumplió 19.

Yo no veo otro sitio que no sea el encierro para semejante psicópata sin cargos de conciencia, pero desde luego esa búsqueda de trabajos que no son otra cosa que burladeros desde dónde nos agita el capote y después se esconde no le va a servir de mucho, quizás porque no se fue suficientemente lejos equivocándose al tratar de hermanar la causa de Irlanda del Norte, o tal vez porque no tiene los amigos necesarios fuera del grupúsculo de la banda de asesinos de ETA.

En una Europa que se enfrenta al paro hasta tenemos que ver como animales terroristas tratan de blanquear su dignidad con empresas construidas a base de sangre y de dolor, de familiares víctimas cuya vida cambió por su destreza al matar, empresas cuyos pilares son la droga y la cobarde manera de matar huyendo, y mas abajo el mismismo diablo que le guiña al ojo a Dejuana y le quita el cartel de “libre” de su puñetero taxi al infierno.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails