jueves, 7 de enero de 2010

De Mr Bean a Zapatero


La prensa internacional sobre todo, se ha hecho eco de de las comparativas entre el presidente Zapatero y el personaje Mr. Bean, sobre todo después de que la página Web de la UE fuera hackeada y en ella apareciese el cómico dando un “hola a todos” de bienvenida, coincidiendo claro con el inicio de la presidencia española de la misma.

Por un lado tenemos a la omnipresente telefónica encargada del mantenimiento y seguridad de dicha Web por una suculenta cifra de 11,9 millones de euros. A la que se la colaron pero bien, supongo que esta acostumbrada a cobrar muchas cifras de este tipo por no hacer nada.

Por otro lado están los que simplemente tratan de disimular las comparaciones reduciéndolas a físicas, es decir, que ambos personajes José Luis Zapatero y Rowan Atkinson lo que tiene es un parecido facial mas allá de la curvatura de las cejas. Vamos que solamente se parecen en eso y hasta resulta divertido.

Pero finalmente estamos aquellos que hemos agradecido las actuaciones de Mr. Bean y bien que nos henos divertido con ellas asimilando un personaje complejo y bien perfilado, y además de eso, también hemos sido espectadores de las otras actuaciones de un presidente proyectado y lanzado por un potente motor de marketing a especular rondando las falsedades y retrasando al concierto de las verdades. Ambos son marionetas, uno de sí mismo y el otro de las “otras” economías internacionales.

España es un país complejo, como muchos, quizás mas carente de patriotas y mas extenso en pícaros, pero ni los unos ni los otros harán que este país crezca, lo cierto es que crecerá y volveremos al punto de partida en unos cinco años como estipulan muchos economistas y bien dice “The Financial Times”, y este crecimiento será porque somos un vagón de cola de una Europa que se recuperará mucho antes.

Mientras unos dejan crecer sus uñas en la cola del paro otros en nuestro querido país se dedican a ennegrecer el dinero de unas manos a otras, y las grandes empresas a subir los precios porque no pueden dejar de conseguir los objetivos de expansión internacional que se marcaron.

Zapatero no es un iluso, quizás hasta fuera agradable tomar un café con él, pero desde luego como presidente de un país solo es una representación, un actor que interpreta un papel de hábil político, pero alejado de la formación necesaria y la calidad intelectual para ser presidente de una nación bien avenida, así que imaginaros de una como la nuestra, que se subió a la calidad de vida construyendo sin parar y sin planear un futuro.

Vestidos y galanes quedamos para la fiesta si además miramos a la oposición, a la que le han regalado una piñata con solo tres cordones de los que tirar y ahí andan saltando a ver quien tira de ellos.

Nunca tuvimos un plan “B” , porque el plan “A” estaba inacabado, y a que tantas prisas.

Pues sí España presidirá la Unión Europea, pero realmente solo mirará a ver que hacen otros y después nos contará lo bien que lo hizo.

Déjense de una Europa asíncrona y atiendan el tenderete de la meseta ibérica, que hay gente que sobrevive y le duele en el alma.

Y de lejos me seguiré riendo, aunque no tenga nada en los bolsillos de Mr Bean mientras pasea a doña estulticia frente a mí, pero no me causa ni la menor de las sonrisas la bobería que se nos queda en las narices al ver al otro feriante, a Zapatero.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails