jueves, 24 de diciembre de 2009

Noche de Paz


En gran parte del mundo hoy es una noche tranquila, familiar para los que tienen ese apego, que son la gran mayoría, de reuniones de amigos para los que la familia queda lejos y tratan de hacer un entorno sucedáneo lleno de calor, de lágrimas y añoranzas.

Unos se sentaran con semblante de pandereta para el buen comer de la mesa puesta, otros llevarán días de nervios en desuso para organizar cada detalle, desde la música apropiada, el pavo, el huevo hilado o el marisco fresco y brillante. Se juntarán todas las sillas de la casa en una habitación y todos sonreirán protagonistas.

Los niños chillaran y lloraran, jugaran y zamparan, darán vida y juego a una noche calmada, y habrá regalos del imaginario de turno para todos.

Otros solearan sus villancicos anónimos, nunca escuchados, mirarán por la ventana si la tienen y verán la televisión si por supuesto la tienen.

Habrá quien no recuerde que día es hoy, quien lo recuerde y lo rechace, y claro habrá quien diga que es el mejor día del año.

Hoy las calles estarán en silencio, no habrá sirenas de ambulancias, y si discreto paseas por las calles escucharas sonoras carcajadas y veras luces intensas salir de los hogares.

Con belenes y tradiciones, con el tejido social empapado de nuestra historia religiosa aunque uno sea ateo, con el sentido común afilado, hoy se deja de ser el que queremos ser y nos dejamos inertes a ser quien somos.

Habrá familiares que no estarán y su recuerdo hará momentos de tristes notas, pero habrá otros recién llegados con nombres nuevos y balbuceos.

Las mujeres se habrán peinado para estar lujosas hoy y serán guirnaldas de colores en la mesa de la noche buena.

Mañana habrá terminado y seremos quizás mejores, por segundos, resetearemos sentimientos, creceremos en proyectos, y la ilusión nos durará hasta que durante los siguientes días vayamos acabando con las sobras de esta noche.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails